sábado, 31 de mayo de 2014

Confirmación

No.
No voy a hablar de los resultados electorales del pasado domingo y el cumplimiento o no de las expectativas de voto o no voto de unos y otros.
Me voy a referir al Sacramento cristiano  (católico-romano) de la confirmación que el pasado miércoles 28 de mayor recibieron los comestibles (mis hijos Carolina y Santi) de manos del obispo auxiliar de Barcelona, Monseñor Sebastià Taltavull.
Parece que la tradición ha cambiado y la clásica bofetada que te zurraba el Obispo  (·para que te acuerdes del Papa de Roma, toma”), ha cambiado por un “recibe el Espíritu Santo” como dijo Jesús a sus discípulos el día de Pentecostés.
Precisamente con el Espíritu santo quería tener yo unas palabritas ya que se ha dedicado en el último año a visitar a casi todas mis terapeutas e incluso a una de mis médicos rehabilitadoras (Dra. Cuerezuelo) (la doctora a.b.c.).
Como Dios que es, goza de infinita sabiduría y, en calidad de tal, se ha abstenido de visitar a  pacientes cuya capacidad de llevar adelante un embarazo podría quedar en entredicho.
Tampoco ha visitado a la Bascu (Dra. H.B)  de quien deduzco que ya da por satisfecha su maternidad, pues sus hijos ya están creciditos y dudo que le apeteciera volver a empezar.
Sí visitó, en cambio, a mi cuñada Miriam, esposa de Luis, hermano de Menchu, quien ha traído al Mundo un bebito al que han puesto por nombre León y del que ya hablaré un día de estos y hasta puede que publique una foto. No puedo dejar  de mencionar, no obstante, la alegría con la que los comestibles recibieron la noticia de un nuevo primo, que celebraron como si de un hermano se tratase.
Se ha abstenido de visitar a Menchu, cuyo último embarazo (siendo diez años más joven) terminó en tragedia,
Es esta visita selectiva del Espíritu Santo (sólo a jóvenes sentimentalmente estables y con capacidad (y ganas) de tirar a adelante una criatura)) lo que me hace pensar que estos retoños no son más hijos de Dios de lo que pueda ser yo.
No sé qué respondería Santi a las palabras del Obispo  pero su madrina y suegra mía Paquita regresó del Altar riéndose a carcajadas. Es el Obispo quien imparte este Sacramento porque se supone que sólo se recibe una vez en la vida. Otros sacramentos, como el Matrimonio, también se supone que lo recibes una única vez aunque, en la práctica, no se acaba cumpliendo.
La extremaunción se supone que no llegas a tener una segunda oportunidad de recibirla.
En mi caso, no obstante, se ve que me la administraron un montón de veces de manos del Padre Eusebio del Hospital Clínic (el cura pulpo, según las señoras) pero yo no debía de estar tan mal porque hasta me acuerdo.
Coincidimos todos en la Parroquia de Santa Agnès en el barrio de Sant Gervasi, al ladito del colegio y también estaban compañeros de clase de los comestibles así como sus familias.
Asimismo, estaban presentes miembros del equipo de fútbol de papás que confirmaban hijos suyos como el Míster del equipo Alex S. (su hija Marta)  Thomas T. (su hija Victoria).
Jordi D. (sus hijas Cate y Miranda).
Se da la casualidad que  Jordi D.comparte apellido – que no lazos familiares- con mi buen amigo y fiel seguidor de este blog (y yo del suyo) Manel.
También estaba María y su familia, de quienes hablé el otro día. No tuve ocasión de preguntar a María madre por los malos resultados electorales de su tío, el cual, en mi opinión, se equivocó dejando el partido del Gobierno para irse a esa nueva formación sin posibilidades de éxito.
Ese mismo apellido que Manel y Jordi D. tiene Anna D. compañera de terapia en la U.E.N. de Collserola, quien sufriera un ictus acompañado de una anoxia, cosa que obligó a que un médico que pasaba por allí le practicara una traqueotomía de urgencia salvándole la vida. De eso se ve que ya hace ocho años pero las secuelas fueron tan graves que todavía sigue muy tocada aunque es bastante más joven que yo.

A esta chica la veo yo muy ausente pero los terapeutas me aseguran que es una falsa impresión mía y que la chica se entera realmente de todo.
Tiene, en mi opinión, la Iglesia Católica un grave problema de marketing condenando como pecado todo lo referente al sexo.
El Islam, en cambio, promete a los mártires un paraíso de orgía sexual permanente con vírgenes doncellas , consiguiendo, de este modo, que los candidatos a mártires hagan cola a la espera de su recompensa eterna y estén dispuestos a inmolarse llevándose por delante unos cuantos infieles.
Aunque  dispongo de fotos de la ceremonia, lo que no tengo es la autorización de los padres de otros niños presentes para poder publicarlas

2 comentarios:

  1. HOLA SANTI.- COMO SIRMPRE TU LARGA A BIEN DOCUMENTADA EXPOSICION DE UNOS,, HECHOS, ESTA VEZ LA CONFIRMACION.
    ME ALEGRO MUCHO DE QUE TUS ENTRADAS SEAN MAS FRECUENTES Y MUY VARIADAS, PERO COMO ERES UN PECADOR, O SABIO DESPISTADO, TE RECUERDO QUE EN TU ENTRADA ANTERIOR ( APATIA ) LE HACES UN COMENTARIO AL ULTIMO QUE TE ESCRIBIO Y NO NOS DICES NADA A LOS DOS PRIMEROS, ENTRE LOS QUE ME CUENTO.
    FELICITA DE MI PARTE A TUS DOS HIJOS, QUE RECIBIERON LA CONFIRMACION, LA CUAL, COMO BIEN DICES, SOLO ES UNA VEZ EN LA VIDA
    PONGO EN TU CONOCIMIENTO QUE ACABO DE PUBLICAR UNOS CHISTES SOBRE MEDICOS, PARA QUE SE LOS ENSEÑES A TU ESPOSA, SI LO ESTIMAS CONVENIENTE.
    UN ABRAZO
    Manel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manel por tu comentario. Ciertamente, fue una ceremonia de lo más entrañable. Hoy estoy en Trace repasando todos los comentarios sin responder, así que procedo a remirarme lo que haya quedado pendiente. Gracias por tu interés. Los chistes, los hemos mirado y nos hemos reído un rato.
      Un abrazo.
      Santi

      Eliminar

Comentarios y entradas