lunes, 15 de agosto de 2016

prosopagnosia

Se define la  prosopagnosia como la dificultad/incapacidad para reconocer rostros humanos. Digamos que viene a ser el antónimo de  fisonomista.
Nada tiene que ver con el ictus y no es una de sus secuelas.
Sin embargo, en mi caso, como ya tenía gran dificultad para recordar caras, la falta de atención y concentración que sí me ha dejado como secuela el accidente sí agrava mi dificultad para reconocer rostros humanos.
Mientras estuve hospitalizado, estaba convencido de que mi fisioterapeuta del Clínic (Jordi) era  Enric C. mi vecino del 3º -1ª, el cual es médico pero no trabaja en el Clínico, ni en el servicio de neurología. También estaba convencido de que un enfermero (Pere) era un profesor compañero del departamento de Matemáticas de la UPC (Pep B.), quien evidentemente no podía estar allí ya que es matemático y nada tiene que ver con la profesión sanitaria.
Ya a lo largo de toda mi vida, sin que me hubiera sucedido el accidente, he tenido dificultades para reconocer rostros y he caído en simpáticas confusiones que ahora no puedo enumerar.
En fecha tan lejana como 1980 estuve de viaje por París con mi buen amigo - ahora fallecido- Jorge, el cual era un crack como fisonomista. De modo que cuando íbamos paseando por la ciudad, él iba reconociendo caras de  otros turistas con quienes nos habíamos cruzado en  algún otro lugar. No sólo chicas guapas - que también- sino todo tipo de personas con cuya cara él se había quedado y yo ni cuenta me había dado cuenta.
Precisamente para evitar estas confusiones, he adquirido la costumbre de preguntar el nombre a cuantas personas me ayudan en algún momento que me encuentro con dificultades en momentos de la vida cotidiana. No sólo sanitarios, terapeutas y pacientes, sino todas las personas con quienes tengo algún tipo de contacto.En particular los taxistas y camareros agradecen que después de mucho tiempo siga recordando su nombre, a lo que respondo quitándole importancia:Llevo siete años memorizando nombres. Los psicoterapeutas opinarán si este ejercicio de memorizar nombres puede  contribuir a la rehabilitación cognitiva de un afectado por ictus.
Acaso por falta de interés, siempre tuve dificultad para reconocer rostros humanos

2 comentarios:

  1. HOLA SANTI, ES UNA LASTIMA QUE ANTERIORMENTE NO RECORDARAS LAS CARAS DE PERSONAS CERCANAS A TI, PERO ESTANDO ENFERMO -TE LO DIGO POR EXPERIENCIA PROPIA- TODAVIA LOS RECONOCERIAS MENOS.
    ESTOY CONVENCIDO DE QUE AHORA NO TE PASARIA, PERO ES QE ADEMAS ULTIMAMENTE LE HAS PUESTO MUCHO INTERES POR TU PARTE, Y CREO QUE EN GRAN PARTE ESA ES LA CUESTION.
    ACABO DE PONER EN MI BLOG UN TEMA QUE PIENSO SERA DE TU INTERES.
    UN ABRAZO
    Manel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manel por tu comentario. Ningún facultativo me ha diagnosticado prosopagnosia. Lo digo yo porque es cierto quer siempre he tenido dificultad con las caras y ahora más. Corro a tu blog.
      Un abrazo.
      Santi

      Eliminar

Comentarios y entradas