jueves, 29 de septiembre de 2016

Que nadie se quede sin su ictus

Si entendemos por ictus toda clase de accidentes vasculares que afectan al cerebro, nos encontramos con un montón de patologías que pueden ser denominadas ictus.
Tal y como nos cuenta aquí el prestigioso neurólogo Angel Chamorro, jefe de servicio de Neurología del Hospital Clínic de Barcelona y que me atendió tanto a mí como a muchos otros compañeros míos de terapia, denominamos ictus tanto al infarto (ictus isquémico) como al derrame cerebral (ictus hermorrágico). Yo sufrí ambos pero separados en el tiempo y, de hecho, el segundo vino como consecuencia del primero. No tengo recuerdos del segundo y todo lo que cuento de cómo comenzó se refiere al primero.
El término ictus - que en griego significa pez- en latín significa golpe. Es decir, patatús o zambombazo.
El término alemán schlaganfall también significa golpe (schlagen=golpear).
Cuando observas otros personajes de la Historia, muchos son los que fallecieron por derrame cerebral o ictus hemorrágico y muchos otros sufrieron lo que antiguamente se llamaba apoplejía. Es éste por ejemplo el caso del astrónomo Nicolás Copérnico y también el de personajes tristemente menos atractivos como Lenin y Stalin.
Ayer nos enteramos del fallecimiento también por ictus del que fuera Primer Ministro de Israel y Premio Nobel de la Paz Shimon Peres.
También un ictus hemorrágico es lo que liberó a Franklin D. Roosvelt de tener que tomar la decisión de arrojar la bomba atómica sobre Japón.
Sin embargo, la salud neurológica de este Presidente de USA nunca fue buena desde que contrajo poliomielitis en su infancia.
Y ya que hablamos de polio, una compañera de terapia afectada de esa enfermedad en su infancia ( Carme) , me explicó que la Consellería de la Veritat había emitido un extenso reportaje sobre cómo el dictador se negó a que se vacunara a los niños catalanes de esta enfermedad en un agravio más de España contra Cataluña, engrosando la lista de agravios comenzada a principios de los tiempos cuando- tal y como explica  el libro del Génesis- Dios dijo: Sean los enemigos de Catalunya ... y España fue. Es decir, que la pobre Carme nunca ha podido caminar por culpa de España.
Esta versión del Génesis ha quedado recientemente confirmada por el trabajo de campo arqueológico del eminente profesor de Historia Llepasubvens Cucurull.
Los catalanoparlantes de una cierta edad conocen el ictus como feridura.
Nunca he seguido la moda ... hasta ahora, que si no has tenido un ictus parece que no eres nadie.
Afectado de polio en su infancia, Franklin D. Roosvel falleció por ictus hemorrágico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios y entradas